Fútbol de Costa Rica, el primero en regresar a América

El fútbol intenta volver a la normalidad en el mundo. Si la Bundesliga alemana comenzó el sábado 16 de mayo en Estados Unidos, la liga costarricense fue la primera en comenzar el martes 19 de mayo, reanudando el día 16 del torneo Clausura, después de más de dos meses de detención debido a la lujuria. 19) Los estadios vacíos se pueden ver en la televisión., la única forma para que el fanático pueda seguir a su equipo favorito.

Y este regreso del fútbol costarricense salpica tímidamente a Aragón, porque a la cabeza de la gestión deportiva de la Liga Deportiva Alajuelense (el segundo equipo con más títulos del país, después del Deportivo Saprissa) es monzón, Agustin Lleida, quien se unió al equipo rojo y negro en 2018 como jefe de la fuerza base (después de siete años en Pachuca, México, donde hizo un trabajo exitoso con el equipo juvenil) y quien, en 2019, da el salto en dirección deportiva.

En Costa Rica, las pruebas de coronavirus no son obligatorias para los 12 clubes de primera división, pero deben estar de acuerdo con el protocolo sanitario del Ministerio de Salud, lo que indica que los médicos del equipo están obligados a identificar casos sospechosos y enviarlos de inmediato a un centro de salud.

¿Por qué no se hacen las pruebas? El aspecto económico parece fundamental, porque no es una competencia que sigue siendo recursos, y el país no hace pruebas masivas. El otro vector es el éxito de este pequeño país centroamericano en la lucha contra la enfermedad hasta ahora.

Costa Rica, éxito en la lucha contra Covid-19

El primer caso confirmado de decovid-19 en Costa Rica fue el 6 de marzo, un turista estadounidense que fue aislado de inmediato, el 9 de marzo, se anunció la cancelación de eventos masivos y el 16 de marzo el estado de se ha declarado la emergencia nacional, se ha prohibido la suspensión del año escolar y la entrada al territorio nacional de extranjeros no costarricenses – las fronteras que permanecerán cerradas, al menos, hasta el 15 de junio –. A partir del 16 de marzo, el número acumulado de casos positivos fue de 41.

Hasta el 20 de mayo, el número de positivos fue de 897, de los cuales 582 se habían recuperado y se habían registrado 10 muertes. Hasta la fecha, 13 personas han sido ingresadas en hospitales, cinco de las cuales permanecen en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

El pico diario de infección ocurrió el 9 de abril, con 37 casos.

Se realizaron un poco más de 21,000 pruebas (en un país de aproximadamente cinco millones de personas), por lo que se puede verificar que el número de pruebas fue bajo, pero las cifras de mortalidad reflejan el éxito, hasta ahora, de la estrategia desarrollada por el gobierno de Carlos Alvarado (Partido de Acción Ciudadana): la tasa de mortalidad es del 1.15%, la segunda más baja en el continente.

No hay duda de que estas cifras están influenciadas por un sistema de salud universal (que llega al 95% de los ciudadanos, según datos de la Organización Mundial de la Salud), punta de lanza les Ebais (Equipos básicos para la atención integral de la salud), una red de más de 1,000 clínicas de atención primaria en prácticamente todas las comunidades del país, además de treinta hospitales y clínicas repartidas en sus siete provincias. Esto, que en Europa puede no atraer demasiada atención, es una excepción en América Latina, con sistemas de salud pública débiles.

Una feliz coincidencia es que el Ministro de Salud, Daniel Salas, ser epidemiólogo. Salas (que anteriormente había participado como coordinador y parte de los equipos técnicos del departamento de vigilancia de la salud del ministerio en términos de planes de atención y preparación para posibles pandemias, en base a experiencias previas con influenza aviar , influenza AH1N1, SARS) se ha convertido en la cara más popular del país, el costarricense Fernando Simón, pero con una diferencia: hay unanimidad en torno al buen trabajo del Ministro y su imagen se ha fortalecido hasta ahora.

El país todavía sufre por el problema económico. Con una situación presupuestaria ya complicada, tuvo que dedicar numerosos recursos a la deuda externa – préstamos de organizaciones multilaterales – para cubrir una asignación mensual de alrededor de 200 euros para aquellos que han perdido sus empleos (no hay beneficios de desempleo aquí), una cantidad mínima de ayuda en un país caro , pero que al menos ayuda a cubrir las necesidades de la canasta básica; y el Banco Central de Costa Rica ha establecido pronósticos de recesión para 2020 en -3.6% del producto interno bruto.

El regreso del futbol

Volvamos al fútbol. Al ver la situación de salud más o menos controlada, desde el 1 de mayo los 12 clubes de fútbol reanudaron el entrenamiento, con el acuerdo de los Ministros de Salud y Deportes.

«Pasamos un mes y medio cada uno en casa, seguimos entrenando a través de la aplicación Zoom», Lleida cuenta, tratando de mantener la condición física de los jugadores, y desde este 1 de mayo, regresaron con un protocolo muy estricto, trabajando en grupos de siete jugadores, con estrictas reglas de higiene personal y desinfección de instalaciones. Los jugadores también tuvieron que mantener una separación mínima de dos metros.

El 16 de mayo, se autorizó el entrenamiento de interacción, y el 19 de mayo, la pelota finalmente rodó nuevamente en las canchas, con un protocolo en el que los jugadores no están en el banco, sino en las gradas; cuidado con la prensa regulada …

Durante los dos primeros juegos de la competencia costarricense, que se jugó el día 19, se fue sin lesiones, uno de los temores en el mundo del fútbol antes del descanso. Las estadísticas de la Bundesliga, sin embargo, muestran que el número de lesiones se ha multiplicado por cinco en comparación con las lesiones habituales, en el día disputado el pasado fin de semana.

En cuanto a si la competencia terminará, Lleida dice que está convencida. «Costa Rica tiene todo bajo control», agrega.

Si la competencia de fútbol termina sin más inconvenientes, la colonia aragonesa de Costa Rica espera que Liga Deportiva Alajuelense logró elevar el tan esperado título de 30 para la entidad (está anclado en los 29 retorcidos desde 2013, y ocupó el segundo lugar de la tabla antes del descanso). Agustín Lleida transformó los colores rojo-negro de los «manudos» en cuádruples aragoneses para un pequeño grupo de compatriotas. Por cierto, el equipo aragonés favorito de Costa Rica ganó 0-2 en Cartago.

Leave a Reply