Las mil y una noches cuentos cortos

1001 noches árabes

Algunos de los cuentos que se asocian habitualmente con Las mil y una noches -en particular, «La lámpara maravillosa de Aladino» y «Alí Babá y los cuarenta ladrones»- no formaban parte de la colección en sus versiones originales en árabe, sino que fueron añadidos a la colección por Antoine Galland después de que se los contara el narrador cristiano sirio[5][6] Hanna Diab durante su visita a París. [Otros cuentos, como «Los siete viajes de Simbad el Marino», tuvieron una existencia independiente antes de ser añadidos a la colección.

Las distintas versiones difieren, al menos en los detalles, en cuanto a los finales (en algunas Scheherazade pide el perdón, en otras el rey ve a sus hijos y decide no ejecutar a su esposa, en otras suceden cosas que hacen que el rey se distraiga) pero todas terminan con el rey dando el perdón a su esposa y perdonándole la vida.

Los estándares del narrador para lo que constituye un cliffhanger parecen más amplios que en la literatura moderna. Mientras que en muchos casos la historia se interrumpe con el héroe en peligro de perder la vida u otro tipo de problema profundo, en algunas partes del texto completo Scheherazade detiene su narración en medio de una exposición de principios filosóficos abstractos o de puntos complejos de la filosofía islámica, y en un caso durante una descripción detallada de la anatomía humana según Galeno, y en todos estos casos resulta estar justificada en su creencia de que la curiosidad del rey sobre la secuela le compraría otro día de vida.

Las aventuras del príncipe a…

Algunos de los cuentos que se asocian comúnmente con Las mil y una noches -en particular «La lámpara maravillosa de Aladino» y «Alí Babá y los cuarenta ladrones»- no formaban parte de la colección en sus versiones árabes originales, sino que fueron añadidos a la colección por Antoine Galland después de que se los contara el narrador cristiano sirio[5][6] Hanna Diab en una visita de Diab a París. [Otros cuentos, como «Los siete viajes de Simbad el Marino», tuvieron una existencia independiente antes de ser añadidos a la colección.

Las distintas versiones difieren, al menos en los detalles, en cuanto a los finales (en algunas Scheherazade pide el perdón, en otras el rey ve a sus hijos y decide no ejecutar a su esposa, en otras suceden cosas que hacen que el rey se distraiga) pero todas terminan con el rey dando el perdón a su esposa y perdonándole la vida.

Los estándares del narrador para lo que constituye un cliffhanger parecen más amplios que en la literatura moderna. Mientras que en muchos casos la historia se interrumpe con el héroe en peligro de perder la vida u otro tipo de problema profundo, en algunas partes del texto completo Scheherazade detiene su narración en medio de una exposición de principios filosóficos abstractos o de puntos complejos de la filosofía islámica, y en un caso durante una descripción detallada de la anatomía humana según Galeno, y en todos estos casos resulta estar justificada en su creencia de que la curiosidad del rey sobre la secuela le compraría otro día de vida.

Las 1001 noches

Érase una vez un gran rey que reinaba desde Persia hasta Arabia. El rey tenía dos hijos llamados Shahryar y Shah Zaman. Tras la muerte del rey, Shahryar, el hijo mayor, ascendió al trono de Bagdad. Mientras que el hijo menor, Shah Zaman, gobernó en Samarcanda.

Ambos hermanos gobernaron sus respectivos reinos con sabiduría y justicia. Ocupados en sus responsabilidades administrativas, los dos hermanos no pudieron reunirse durante veinte largos años. Shahryar ansiaba ver a su querido hermano. Así que un día, envió a su Visir con una carta y numerosos y espléndidos regalos a su hermano menor Shah Zaman. En la carta a su hermano, Shahryar expresó su ferviente deseo de verlo.

Tras días de largo viaje por los desiertos, el Visir llegó a la corte de Samarcanda. Presentó la carta y los regalos al rey. La calidez de la carta enviada por su amado hermano Shahryar, lo llenó de júbilo. Se puso nostálgico al recordar a su hermano mayor. Shah Zaman aceptó inmediatamente la invitación. Decidió ir a Bagdad para ver a su hermano. Shah Zaman pidió al Visir que se quedara en Samarcanda como invitado real durante tres días. Mientras tanto, Shah Zaman reunió un buen número de ricos regalos para su hermano y pidió a sus oficiales que hicieran los preparativos necesarios para el largo viaje.

El libro de las mil…

Esta es una lista de los cuentos de la traducción de Richard Francis Burton de Las mil y una noches. Los primeros diez volúmenes de Burton -que llamó El libro de las mil noches y una noche- se publicaron en 1885. Sus Noches suplementarias se publicaron entre 1886 y 1888 en seis volúmenes. Las copias piratas posteriores dividieron el tercer volumen, muy extenso, en dos. Las noches tienen el estilo de cuentos dentro de cuentos, y la historia marco es La historia del rey Shahryar de Persia y su hermano o La historia del rey Shahryar y la reina Shahrazad, en la que Shahrazad cuenta cuentos a su marido Shahryar.

NOTA: Los números entre paréntesis indican que la noche en cuestión comenzó (y la noche anterior terminó) durante el cuento indicado (o uno de sus subcuentos). Los números entre paréntesis dobles significan que el cuento está completamente contenido en la noche indicada. El asterisco indica que el cuento comienza con la noche.

El material de los dos primeros de los seis volúmenes suplementarios son los cuentos árabes incluidos originalmente en la traducción de John Payne. Están tomados en su mayoría de la edición de Breslau y del fragmento de Calcuta.