Seguridad social trabajadoras del hogar

Seguridad social para los trabajadores domésticos cerca de norrtälje

Históricamente, el trabajo doméstico ha adolecido de malas condiciones laborales, largas jornadas de trabajo, bajos salarios, trabajo forzado, vulnerabilidad a la explotación y escasa o nula protección social; es decir, condiciones que distan mucho del concepto de trabajo decente promovido por la OIT. Esta situación es en gran medida el reflejo de la escasa valoración social y económica que tradicionalmente las sociedades suelen otorgar a la actividad, lo que en muchas sociedades se refleja en la ausencia de una legislación adecuada y de una aplicación efectiva de la misma.

Según los datos de 163 países, al menos 70 de ellos (el 43%) contemplan disposiciones para dar algún tipo de protección social al trabajo doméstico. Esto significa que las leyes de esos países ofrecen protección social en al menos una de las nueve ramas de la seguridad social que figuran en el Convenio sobre la seguridad social (norma mínima), 1952 (nº 102).

El siguiente mapa muestra la distribución de los países que ofrecen protección social de carácter obligatorio y voluntario, y los países que no están cubiertos o de los que no se dispone de información suficiente. Las regiones de América del Norte, América Latina y el Caribe y Europa Occidental son las que cuentan con un mayor número de países con algún tipo de protección social para los trabajadores domésticos.

Trabajos que no cotizan a la seguridad social

«Hay que entender por qué es importante dar Seguridad Social a las trabajadoras del hogar. No se trata de si se quiere o no, es un derecho y hay que ejercerlo, costó mucho trabajo conseguirlo. Lo vimos hace 5 años. Era casi imposible porque en las reuniones nos decían que no había condiciones para que nos dieran seguridad social, y que se haya logrado es un gran avance para México. Así que ahora, también depende de la sociedad, para que esto tenga el impacto que necesitamos en la vida de estos más de 2 millones de trabajadoras del hogar», enfatizó María de la Luz Padua, trabajadora del hogar durante el día, quien, actualmente, también es la Secretaria General Colegiada del Sindicato Nacional de Trabajadoras del Hogar (SINACTRAHO).

En México, más del 95% de los trabajadores domésticos son mujeres. Teniendo esto en cuenta, el Programa Conjunto Cerrando Brechas: Hacer que la protección social cuente para las mujeres en México. Se financia a través del Fondo Conjunto de las Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible; consta de tres componentes: Política integral para las trabajadoras domésticas remuneradas; Política Nacional de Cuidados y Estrategia de Protección Social para las Trabajadoras Agrícolas Temporales; y es implementado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ONU Mujeres y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en alianza con la Dirección de la Agenda 2030 en la Sede de la Oficina de la Presidencia de México y otras dependencias del Gobierno mexicano a nivel federal y local.

Mi seguridad social

La información se registra en tiempo real en las bases de datos de la AFIP. La aplicación informática genera un certificado de empleo para el trabajador, los recibos de sueldo y el recibo de pago electrónico de los aportes a través de la banca electrónica.

La información registrada es consistente y puede ser consultada por todos los organismos de seguridad social (Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), seguros de salud, aseguradoras de riesgo de trabajo) que reciben fondos de los aportes nominativos, asegurando así la cobertura social de los trabajadores y garantizando el pleno ejercicio de sus derechos.

Empleada del hogar 2020

Cobertura voluntaria. El acceso a la seguridad social es un derecho que debería tener todo trabajador, lo que en la práctica no ocurre necesariamente. La cobertura voluntaria es ineficaz porque carga a los trabajadores del hogar con la difícil tarea de convencer a sus empleadores de que los inscriban en un programa de seguridad social.

La cobertura se limita a los trabajadores a tiempo completo. Esto supone un gran obstáculo, ya que muchos trabajadores domésticos están empleados a tiempo parcial, por días o por horas. En Turquía, sólo los empleados a tiempo completo tienen derecho a la seguridad social a través del Instituto de la Seguridad Social (SGK).

Definición restrictiva del trabajo doméstico en la legislación. En algunos casos, la legislación nacional, ya sea a nivel del código laboral o de las leyes de seguridad social, define el trabajo doméstico asalariado de forma restrictiva en función de las tareas domésticas que conlleva. Esto dificulta la inclusión de algunos grupos profesionales que realizan trabajo doméstico, como los jardineros, los guardias de seguridad, los conductores privados y los que cuidan de los animales domésticos. La definición de las categorías de trabajo doméstico establecida en el Convenio nº 189 sirve de guía política para que los países adapten su legislación en consecuencia.