No se decir adios cartelera

Las mejores canciones latinas de 1998

En Primera Fila es el tercer álbum en vivo del artista discográfico venezolano Franco De Vita. Fue lanzado por Sony Music el 31 de mayo de 2011, después de un intervalo de tres años desde el lanzamiento del último álbum de estudio de De Vita. De Vita trabajó como productor con David Cabrera. El álbum forma parte de la serie de álbumes en vivo titulada Primera Fila, promovida por la discográfica y que incluye los grandes éxitos de De Vita en versiones reelaboradas y canciones nuevas.

Después de vender 12 millones de copias de sus álbumes y de componer para varios artistas, entre ellos Ricky Martin y Chayanne, Franco De Vita grabó En Primera Fila como parte de la serie de conciertos promovida por la discográfica Sony Music titulada Primera Fila, cuyo concepto es grabar actuaciones en directo de intérpretes latinoamericanos ante un público reducido en un entorno íntimo, parecido al MTV Unplugged. [3] [4] Sobre Primera Fila De Vita dijo: «El proyecto fue bueno para mí, ya que quise refrescar muchas canciones, algunas de ellas compuestas y grabadas hace 25 años para incorporar un sonido actual y cambiar algunas cosas. Pero las canciones siguen siendo las mismas»[4] De Vita se convirtió en el cuarto intérprete en grabar bajo este formato, después de Vicente Fernández, Thalía y OV7.[3] El álbum es el tercero en vivo de De Vita, después de En Vivo Marzo 16 (1992) y Mil y Una Historias en Vivo (2006).[5][6]

Las mejores canciones latinas de 1997

«Decir Adiós» es una canción escrita y coproducida por Kike Santander junto con Emilio Estefan e interpretada por el animador puertorriqueño Carlos Ponce. Fue lanzada como el segundo sencillo de su álbum debut autotitulado de 1998. El tema se convirtió en su segundo número uno en las listas Hot Latin Songs y Latin Pop Airplay de Estados Unidos. Fue reconocida como canción premiada en los Premios Latinos BMI 2000[1] Su video musical fue filmado en Miami y dirigido por J.C Barros[2].

Las mejores canciones españolas de 1999

Un trío de excelentes interpretaciones y una mirada inquebrantable a la autenticidad emocional son las señas de identidad de la intensa ópera prima del español Lino Escalera, No puedo decir adiós. Este sombrío pero conmovedor estudio de las diferentes reacciones de dos hijas ante la noticia de la inminente muerte de su padre es directo y sin tapujos en su retrato de las emociones incómodas, dando lugar a un drama familiar sobre el daño que se puede hacer cuando los sentimientos largamente inexpresados finalmente tienen que ser confrontados. La película, austera, reflexiva y maravillosamente interpretada, recibió varios premios en el festival de Málaga, entre ellos el de mejor actriz para la destacada Nathalie Poza; merece, al menos, una mayor exposición en festivales.

El viudo José Luis (el veterano Juan Diego, una presencia siempre valiosa en cualquier proyecto), huraño y poco comunicativo, está claramente en las últimas, tosiendo y balbuceando en una interpretación física que le hace estremecerse, y que debe suponer un gran esfuerzo para su cuerpo de 74 años. Su hija Carla (Poza, que recientemente participó en Julieta, de Pedro Almodóvar) es una ejecutiva de rango medio que busca refugio de sus tediosas y malhumoradas jornadas de trabajo con noches alimentadas por el alcohol, la cocaína y los coqueteos agresivos con hombres 20 años menores que ella.

Top latin songs 1999

Last night the prestigious Billboard Awards gala was held in Miami, a gala in which Bad Bunny swept the board taking home 10 awards. However, Daddy Yankee would become the true star of the evening as the first urban artist to receive the Billboard Hall of Fame award.

No further details about Daddy Yankee’s retirement are known at this time. However, it doesn’t take Sherlock Holmes to figure out that retirement, at this point in his career, is more than likely. Of course, one is never ready to say goodbye to one of the top figures of a genre, whatever it may be.