Una puerta abierta a la ilusión .

Huesca sabe muy bien que el primer día es síntoma de nada. Un presagio nebuloso. Como esta caricia del recuerdo de Ipurua que se apagó con las bofetadas que luego sufrió este débil novicio. Estos dos goles de Alex Gallar quedarán en la retina de la historia como causa de la primera victoria histórica de La Liga. Si pasas unos segundos, cierra los ojos, seguro que te vendrá el recuerdo de donde lo celebraste, de donde estabas esta tarde. Una inmensa alegría. Indeleble.

Hoy no será tan especial. Sin restarle mérito a tener a Huesca entre los grandes. Es un mérito. No hay nada fuera de lo común en eso, ni las circunstancias de la pandemia, ni nada. De ninguna manera. Pero ahora sabemos que este proyecto es una realidad absoluta, que llegó para quedarse, que no es la flor de la temporada. Esa tierna sensación de que cada partido tiene que ser una celebración única se ha ido en caso de que la suerte vuelva. Ahora sabemos que no es efímero. Por este triunfo en el Eibar (1-2), desde este 19 de agosto de 2018 hasta el próximo 5 de enero de 2019 contra el Betis (2-1), fueron cinco largos meses de desesperación y despiadada caída a decadencia.

Repite la historia sin repetirla. Empiece bien sabiendo que lo que realmente importa será el último tramo, lejos y con la incertidumbre de una temporada afectada por el virus. Sin público, en un estadio vacío y triste, con un protocolo escrupuloso para evitar contagios y suspensiones, con 23 convocadas y cinco cambios, el Huesca verá su segundo comienzo lúcido en una lúcida LaLiga, ésta tan distinta a la anterior, la que l ‘Estadio de La Cerámica de Villarreal, tu puerta de entrada a la ilusión. Pero esta ciudad, esta provincia, ya sabe que la que cuenta será la salida.

Competir como lo hizo durante el curso que se acaba de disputar y esta pretemporada es el objetivo marcado por Míchel Sánchez para esta fecha inaugural. Recuperación impecable en estas cortas semanas de concentración. Los triunfos ante Alavés y Sabadell (3-0) y los empates ante Espanyol (1-1) y Real (2-2) constituyen el máximo de confianza para un grupo que mantiene el bloqueo de ascenso y titulares añadidos como Andrés Fernández, del propio Villarreal, Pablo Maffeo (cedido por el Stuttgart) y el uruguayo Gastón Silva. “Llegamos con mucha ilusión. Tenemos un reto apasionante que afrontar, con la vuelta a Primera División. Los jugadores han estado muy bien en esta pretemporada, asimilando los cargos y el tema táctico ”, dijo ayer Míchel.

21 convocados, dos menos que el máximo. Todos comienzan con opciones de propiedad, comenzando con el objetivo. ¿Álvaro o Andrés? El prometedor objetivo de promoción o consolidación en Primera. Su apellido será Fernández, eso seguro.

CON INSUA Y SIN GASTON / La otra duda se ha despejado. Gastón Silva no ha viajado. Sin completar los trámites administrativos para inscribirse, el uruguayo deja libre el puesto en el centro a Pablo Insua, habiendo superado sus problemas en los isquiotibiales. El lateral Pedro López, con un tobillo muy torcido, es la única víctima segura. Pablo Maffeo será el propietario de este terreno, a pesar de que solo lleva una semana en la dinámica de grupo. “Tenemos que ser nosotros mismos y ver a dónde podemos llegar con nuestras ideas. No renuncies a nuestros principios y sé muy agresivo con el balón y sin él. Todos juntos siendo un equipo, porque eso es lo que nos llevó a Primera ”, dijo Míchel.

Imponga su estilo y no se acobarde ante el evento o la supuesta grandeza del rival. Aprovecha la inercia de la competencia anterior y la continuidad en el bloque. Serán algunas de las claves para ver a un Huesca victorioso a la espera de fichajes para completar primero su cuadro de honor. En esta foto aparece Escriche, el valenciano estará en el Villarreal después de haber convencido a Míchel y recibirá el premio ganado con el Elche, donde estaba cedido, para jugar en Primera División. Los jóvenes Peñaloza y Kevin Cruz completaron la lista, el Villarreal se reforzó poco pero con conciencia. Pescó en el maltrecho puerto de Peter Lim, en un Valencia que regaló a su capitán Dani Parejo y vendió Francis Coquelin (ocho millones) a su vecino del norte. El portero argentino Gero Rulli (Real Sociedad) y el traspaso del prodigio japonés Take Kubo (Real Madrid) son las otras incorporaciones a un proyecto puesto en manos de Unai Emery, recuperado para el fútbol español tras su paso por el PSG y el Arsenal .

El técnico contará con la ausencia prolongada de Alberto Moreno y los sudamericanos Ramiro Guerra (molestias en la rodilla) y Carlos Bacca tiene serias dudas (muslo). En el equipo hay dos viejos conocidos (Moi Gómez y Raba) y hay hasta siete internacionales españoles, de la vieja escuela como Raúl Albiol, de la rabiosa corriente como Gerard Moreno o Paco Alcácer, o del espléndido futuro como Pau Torres.

El Villarreal, que perdió dos mitos como Bruno Soriano y Cazorla, jugará la Europa League tras una formidable racha de recuperación en Liga tras el estado de alarma, pasando del duodécimo al quinto puesto.

Escribe un comentario