Medallas españolas en Tokio esperarán un año

Sin ningún reproche debido al aplazamiento de los Juegos Olímpicos hasta 2021, en lugar de aplausos por una decisión inevitable, los atletas observan con resignación mientras pierden muchas horas de entrenamiento en el camino a Tokio. El evento olímpico iba a ser la culminación de la carrera de algunas personas, un sueño ambicioso para otros y el toque final para una vida de éxito para algunos funcionarios electos, todos tendrán que esperar un año y tratar de estirar su carrera, su forma física y su ilusión.

Karate

Los favoritos Sánchez y Quintero

Karateka, líderes en su ranking mundial de kata, son los primeros nombres que aparecen en las listas de futuros medallistas. Ella, de 38 años, y él, de 35, aspiran a mantener su lugar de honor en el karate mundial: todavía tenemos un año para seguir trabajando, reaccionó Sandra Sánchez.

Bádminton

Adiós a la lesión de Carolina Marín.

Carolina Marín es otra gran candidata a la medalla de bádminton. Medallista de oro en Río 2016 y campeona mundial por tercera vez en 2018, la nacida en Huelva regresó a la competencia a fin de año después de ocho meses de lesión y sus opciones se están desarrollando, si no hay sin lesiones, para el año que viene.

JUDO

El prodigio Niko Sherazadishvili

Después de ser campeón mundial en 2018, el judoca de 24 años terminó líder en 2019 en el ranking mundial de -90 kg y continuará siendo una de las opciones de medallas más claras en 2021.

TENIS

El último desafío olímpico de Nadal

Capaz de ocupar los primeros puestos en la historia de las figuras del tenis, la carrera de Rafa Nadal ya tiene dos medallas de oro en Beijing y Río, además de 19 Grand Slam, pero Tokio fue presentado como el último Gran desafío olímpico del actual tenis mundial número 2.

Golf

El pronóstico seguro de Jon Rahm

Entre los que predicen un pronóstico de medalla de Tokio 2020 para la delegación española similar a Barcelona 92 ​​(la más grande en la historia con 22 medallas), el nombre de Rahm todavía estaba entre los candidatos. No me parece justo que la gente se esté preparando para cuatro y robando la oportunidad porque no ha podido entrenar durante unos meses, dijo Barrika antes del aplazamiento en Cope, en una progresión imparable hacia su primera victoria. en genial.

Atletismo

Orlando Ortega en busca de oro

El jugador del club nacionalizado español Orlando Ortega ganó una medalla de plata en Río de Janeiro y aspira a Tokio para subir un escalón en el podio, con las condiciones adecuadas: este año está casi perdido, no tenemos las condiciones necesarias para entrenarnos Mejor hacerlo el año que viene, dijo en RTVE.

NATACIÓN Y PYRAGUISMO

Mireia Belmonte y Saúl Craviotto

Los dos atletas olímpicos con más medallas en Tokio, con cuatro cada uno, son Mireia Belmonte y Saúl Craviotto. El piragüista de 35 años fue uno de los que planeó disfrutar de sus últimos juegos después de ser medallista de plata este año. La nadadora, sin una medalla en los campeonatos europeos o mundiales desde 2017, confía en encontrar su forma para el próximo verano: se toma la decisión ideal. Ahora tenemos más tiempo y confío en Fred (Vergnoux, su entrenador) al cien por cien. No sabemos la fecha exacta, pero será el próximo año, lo cual es importante, dijo el catalán de 29 años a Efe.

Triatlón

La oportunidad de Mario Mola

Siempre creciendo a la sombra del éxito casi perpetuo, que está cerca de culminar con Javi Gómez-Noya a los 36 años, el balear Mario Mola se dirigió a Tokio como el punto más claro del triatlón español después de ser campeón. en 2016, 2017 y 2018, además del segundo 2019 por delante de Gómez-Noya y Fernando Alarza.

CICLISMO

El último balón de Alejandro Valverde

El campeón mundial de ciclismo de ruta 2018, con más de 120 victorias detrás de él, es el primero en una lista de atletas que han tenido a Tokio como la culminación de una carrera exitosa. Incluso con un margen de retiro y triunfos en sus piernas, Valverde tiene un contrato con Movistar y planea continuar en el pelotón hasta la búsqueda del oro olímpico en 2021.

BALONCESTO

Pau Gasol frente a la sombra de la abstinencia

Entre la gama de medallas en deportes de equipo, con una mención especial para el equipo de baloncesto femenino o los dos equipos de balonmano, la historia que se trunca con el aplazamiento de Tokio 2020 es la retirada de Oro del mito del baloncesto. Español Pau Gasol. A punto de terminar un año lesionado, el aplazamiento le da tiempo para recuperar su tobillo, lo que entra en conflicto con sus casi 40 años y su tiempo de inactividad.

Las posibilidades de terminar entre los tres primeros para Jesús Ángel García Bragado son escasas, pero en el camino a su octava olimpiada, merece una mención especial. Todavía quiero cumplir mi sueño de retirarme a Tokio, dijo el caminante de 50 años, en su camino hacia una hazaña histórica.

La historia opuesta es la de la patinadora Julia Benedetti, quien fue a Tokio para comenzar con su deporte con la posibilidad de integrar a los tres medallistas más jóvenes en la historia olímpica española, a la edad de 15 años. Sin embargo, competirá en 2021 para ingresar a las primeras listas en los Juegos Olímpicos.

El aplazamiento anunciado por el COI también involucra a los Juegos Paralímpicos, en los que Teresa Perales aspira a aumentar su récord en 26 medallas paralímpicas, pero esto no es un problema para Zaragoza: “Ya lo puse … La ventaja es que permanecerá menos para los Juegos de París, por lo que consideraré continuar “, dijo a SER.

Escribe un comentario