La exposición “Alfonsina, Elsa y Cristina. La Historia que Somos” llega al antiguo Matadero

Este jueves tendrá lugar a las 19:00 la inauguración de la exposición “Alfonsina, Elsa y Cristina. La Historia que Somos”. Se realizará una presentación de la exposición por parte de las protagonistas y de las personas profesionales que realizaron el proyecto. La muestra se podrá visitar en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner hasta el 15 de marzo.

Esta exposición es un trabajo fruto de la valentía, la voluntariedad y el activismo, tanto de las profesionales como de las protagonistas. Pretende ser una herramienta de sensibilización y transformación social sobre el fenómeno de la prostitución en Aragón. En el año 2016 dos fotógrafas, Lorena Cosba y Estefanía Abad, junto al fotógrafo Pedro Anguila deciden prestar su profesionalidad y tiempo a la realización de este proyecto fotográfico en el que tres mujeres de diferentes nacionalidades exponen los motivos por los que se encuentran o se encontraron, en situación de prostitución.

Para ello, se ofrecieron a ser fotografiadas, relatando a través de las fotos sus historias de vida, su día a día. El trabajo realizado a lo largo de un año se convirtió en algo más que una exposición fotográfica, conformándose como un proyecto artístico y social en el que cada uno realizó un seguimiento y acompañamiento a cada una de las mujeres: Alfonsina, Cristina y Elsa.

En las fotografías encontramos sombra y luz. Un reflejo de la doble vida a la que se ven sometidas, síntoma del estigma o mirada social que las cuestiona continuamente y las deshumaniza como personas. Las categoriza única y exclusivamente por haber vivido o vivir en una situación de prostitución, despojándolas de su yo, de su identidad como personas. El fin de la exposición es que su mensaje llegue a todas las personas que tienen la mirada social y que las señalan con un “ganan mucho dinero”, “podrían fregar escaleras”, “lo hacen porque quieren”. Negándoles su identidad de mujeres, de madres, de hermanas, de mujeres migrantes luchadoras que sólo anhelan un futuro. Las protagonistas son víctimas de la violencia y la desigualdad de género, pero también son supervivientes, que luchan cada día.

Escribe un comentario