Renta per capita provincias españa

pib per cápita de andalucía

La siguiente tabla muestra la diferencia de la renta media de cada una de las 17 comunidades autónomas de España. Los datos han sido facilitados por Adecco y el INE. Los españoles más ricos son los del País Vasco, con una renta mediana de 27.174 euros. Los españoles más pobres residen en Extremadura, donde la renta media es de 18.662 euros. Los datos corresponden a 2016.

Autonomías españolas por PIB per cápita en euros,[5] y convertidos a dólares estadounidenses según los tipos de cambio anuales. En el caso del PIB nacional per cápita, la cifra en euros está convertida a dólares estadounidenses.

barcelona pib per cápita

Finalmente, las variables se normalizan a partir de la siguiente expresión, que indica la distancia entre el valor alcanzado por una variable en un territorio y su valor mínimo, respecto a la distancia entre los valores máximo y mínimo de la variable.

Este coeficiente se ajusta en función de la nueva información aportada por cada variable respecto a los datos ya aportados por las variables anteriores (factor de corrección), de forma que se obtiene la Cantidad de Información Global Ivanovic-Pena para una determinada variable. Esta información puede agruparse en un indicador sintético específico para todas las variables incluidas, obteniendo el coeficiente de forma agregada.

Diferenciación entre Bienestar Subjetivo y ObjetivoAl contar con variables objetivas y subjetivas, el bienestar social de los territorios no es totalmente comparable entre sí; es decir, no se puede constatar que el bienestar en un territorio sea estrictamente mayor que en otro, ya que la calidad de vida no es una categoría universal, sino una noción definida cultural y territorialmente (Celemin et al. 2015: 72). A partir de sus características diferenciales, cada territorio puede definir una forma alternativa de calidad de vida. Para formalizar esta idea, y dar la misma importancia a los aspectos objetivos y subjetivos, el indicador sintético se ha desglosado en dos componentes principales, siguiendo las recomendaciones del Informe Sen-Stiglitz-Fitoussi sobre el bienestar económico y el progreso social (Stiglitz et al. 2009). En primer lugar, el componente «real» u objetivo con sus correspondientes dimensiones y, en segundo lugar, el componente «psicológico» o subjetivo (en el que se recogen las variables en una única dimensión relacionada con la felicidad), según la siguiente expresión:

comunidad de madrid

La siguiente tabla muestra la diferencia en la renta media de cada una de las 17 comunidades autónomas de España. Los datos han sido facilitados por Adecco y el INE. Los españoles más ricos son los del País Vasco, con una renta media de 27.174 euros. Los españoles más pobres residen en Extremadura, donde la renta media es de 18.662 euros. Los datos corresponden a 2016.

Autonomías españolas por PIB per cápita en euros,[5] y convertidos a dólares estadounidenses según los tipos de cambio anuales. En el caso del PIB nacional per cápita, la cifra en euros está convertida a dólares estadounidenses.

estado más rico de españa

Esta estadística muestra el producto interior bruto (PIB) per cápita en España desde 1986 hasta 2020, con proyecciones hasta 2026. El PIB se refiere al valor total de mercado de todos los bienes y servicios que se producen en un país por año. Es un importante indicador de la fortaleza económica de un país. En 2020, el PIB per cápita en España era de unos 27.179,45 dólares estadounidenses.

La economía española es esencial para el mercado global, ya que sigue siendo una de las mayores economías del mundo, así como dentro de Europa. Las consecuencias de la crisis financiera mundial y de la crisis de la eurozona provocaron un colapso económico, que aún no ha sido resuelto completamente por el gobierno español. Aunque el desempleo siempre ha sido una debilidad general para España, la ocurrencia de los últimos desastres económicos ha alimentado las luchas en el mercado laboral del país, lo que ha dado lugar a una tasa de desempleo de una década. Durante el apogeo de ambas crisis, no sólo se despidió a millones de trabajadores, sino que el gasto público alcanzó un nuevo máximo, superando considerablemente los ingresos nacionales obtenidos. Esto no sólo provocó más despidos en los años siguientes, sino que también cargó al país con casi el doble de deuda.