La vanguardia cartas al director

el país

El periódico La Vanguardia fue fundado por mis bisabuelos, Carlos y Bartolomé Godó, el 1 de febrero de 1881. La mía es la cuarta generación que edita el periódico, pero la quinta ya forma parte del equipo directivo, siendo mi hijo Carlos el consejero delegado del Grupo, y mi hija Ana miembro del Consejo de Administración. Esta pertenencia a la misma familia es una garantía de un periodismo basado en la independencia, el rigor y la calidad y, al mismo tiempo, una representación de que los valores originales se mantienen a lo largo del tiempo.

Hemos sido capaces de adaptar el medio de comunicación a los nuevos tiempos y necesidades, transformando la infraestructura en una más ágil y flexible y, sin embargo, sin olvidar seguir invirtiendo en contenidos de calidad.

Estoy seguro de que, en nuestro futuro, vamos a seguir enfrentándonos a varias dificultades y, sobre todo, a grandes retos. Sin embargo, soy muy positivo, ya que el Grupo Godó puede contar con un excelente equipo de profesionales, que son el principal pilar de la empresa. Creemos en el factor humano, así como en la salud de las empresas. Por eso nunca caeremos en el derrotismo, como a veces ocurre con nuestros competidores, que en ocasiones parecen mezclar los problemas de gestión con el derrumbe del buen periodismo, la complejidad de la realidad con el fin del mundo de la prensa.

la vanguardia internacional

La Asociación Catalana de Comunicación Científica, la Asociación Española de Comunicación Científica y la Sociedad para el Progreso del Pensamiento Crítico han iniciado una campaña en Internet a través de la plataforma de peticiones online Change.org en la que piden rigor científico en La Vanguardia, uno de los periódicos catalanes de mayor difusión y que forma parte del Grupo Godó. Hasta ahora han recogido 826 firmas. La petición, que adopta la forma de una carta dirigida al director de La Vanguardia Josep Rovirosa, exige «no sólo el respeto a la ciencia, sino sobre todo un periodismo de calidad, ya sea científico, especializado o de carácter general» [todos los enlaces conducen a páginas en catalán].

la vanguardia barcelona

El objetivo de este artículo es analizar la cobertura de la prensa española de la Fiesta de Sant Jordi, vinculada al patrón de Cataluña. Esta fiesta se celebra cada año el 23 de abril, en Barcelona, Cataluña, España. Para ello, se ha estudiado el periódico español La Vanguardia, edición del 23 de abril de 2017. Es un tabloide fundado en 1881 con unas 50 páginas por edición, y dos ediciones diarias, en catalán y en castellano. Tiene una tirada media de 220.000 ejemplares. El análisis demostró la gran importancia y magnitud de la fiesta popular, ya sea por el número de páginas del número analizado -más de 100- o por ser el tema central del periódico en ese día. Lo que buscamos con esta reflexión teórica es entender el significado de la Fiesta de Sant Jordi a partir de su representación mediática. Al contrastar esta publicación con los autores que estudian la prensa, se percibe que existe un consenso en que la Fiesta de Sant Jordi es un hito cultural catalán.

Nuestro objetivo con este artículo es presentar la cobertura de la Fiesta de Sant Jordi realizada por el diario español La Vanguardia el 23 de abril de 2017. Este periódico catalán fue fundado en 1881 y continúa en acción en el siglo XXI, realizando dos ediciones diarias: una en castellano y otra en catalán, con una tirada media de 220 mil ejemplares. Es un periódico tabloide de unas 50 páginas. Para este estudio, hicimos un análisis detallado del periódico -sus textos, imágenes y anuncios- y recogimos datos etnográficos sobre el Festival y su significado simbólico para la ciudad de Barcelona.

ila vanguardia

La Vanguardia (catalán:  [lə βəŋˈɡwaɾðiə]; español:  [la βaŋˈɡwaɾðja], español para «La Vanguardia») es un diario español, fundado en 1881. Se imprime en español y, desde el 3 de mayo de 2011, también en catalán (el ejemplar español se traduce automáticamente al catalán). Tiene su sede en Barcelona[1] y es el primer periódico de Cataluña.

La Vanguardia, a pesar de distribuirse mayoritariamente en Cataluña, es el cuarto diario de mayor tirada de España entre los de información general, sólo por detrás de los tres principales diarios de Madrid -El País, El Mundo y ABC-, todos ellos de ámbito nacional y con sedes y ediciones locales en todo el país.

Su línea editorial se inclina hacia el centro de la política y es moderada en sus opiniones, aunque en la España franquista siguió la ideología franquista y hasta hoy tiene sensibilidad católica y fuertes vínculos con la nobleza española a través de la familia Godó.

La historia del periódico La Vanguardia comenzó en Barcelona el 1 de febrero de 1881[2][3] cuando dos empresarios de Igualada, Carlos y Bartolomé Godó, publicaron por primera vez el periódico. Se definió como un Diario político de avisos y noticias, pensado como medio de comunicación para una facción del Partido Liberal que quería hacerse con el control del ayuntamiento de Barcelona.