El trabajo más ejemplar .

Los amigos conocen el eje de José Ángel Sánchez como Caloyo. Este apodo proviene de los terneros recién nacidos de las Cinco Villas. “Hace años era pastor y mi padre le dio a mis amigos un caloyo para comer en una sartén. Con este apodo, me quedé y ahora incluso el nombre de mi hijo es CaloyinExplica Sánchez, quien hace 22 años es uno de los cuidadores de la casa de piedra de Panticosa y Bachimaña, junto con Segis, Nano y Marian.

Caloyo Fue uno de los 40 guardias otorgados hace una semana a los prestigiosos premios Félix de Azara del Consejo Provincial de Huesca. La institución los premió con “este grupo comprometido con el medio ambiente natural y el desarrollo sostenible de las montañas. Hacen de las montañas de Huesca una referencia de calidad para el ejercicio del alpinismo ”, explicó la institución de Huesca.

Sánchez explica que “este precio es muy apreciado. Es la más importante de la Diputación de Huesca. Y el dinero del premio fue entregado al GREIM de la Guardia Civil ”. Él dice que «vivimos en las montañas y somos guardianes experimentados de todo lo que sucede, desde accidentes hasta animales y caza furtiva, y queremos cero desperdicios en las montañas». La gente ya es más consciente de dejar limpia la montaña. “Las metepatas están en todas partes, pero la cultura de no dejar residuos está muy avanzada aquí y en los Alpes. Sin embargo, hay muchas aberraciones en el Himalaya o en los Andes ”, dice.

Góriz es el refugio más antiguo del Pirineo aragonés. “El premio significa el reconocimiento del trabajo que hacemos fuera de la industria hotelera. Los Félix de Azara son específicos del medio ambiente y, donde estamos, hacemos nuestra pequeña contribución a la conservación del medio ambiente. Pero también hacemos un trabajo informativo, educativo y de apoyo para todos los agentes ambientales y estudios científicos ”, explica Luis Muñoz, uno de los guardias de Góriz con Joan María Vendrell, Iván Urbieta y Borja Fernández.

Pero también extiende su trabajo a otros campos como el servicio público. “Es seguridad y prevención en las montañas. Toda la información que recopilamos aquí diariamente sobre la naturaleza de la montaña y el clima, la difundimos por diferentes canales ”, explica Luis Muñoz. Se necesitan varias condiciones para ser un buen guardián de un refugio de montaña. “Tienes que ser sociable. Las nuevas generaciones buscan huir del estereotipo de un guardián gruñón, uno trata de trabajar menos tiempo con el refugio entre los que lo llevan y, por lo tanto, el personaje no ceba. Pero lo principal es la vocación de servicio y saber que hay que ayudar a las personas. Es un trabajo de hotel y hay alojamiento, comida y bebida aquí ”, dice.

En un refugio de altitud «necesitas tener conocimientos de montaña para estar en cualquier época del año». Además, tienes que saber un poco de todo. «Debes ser un poco MacGyver Tome refugio Debe administrar todo y cada vez hay más tecnología. Los canales de comunicación están aumentando y tenemos computadoras en los refugios. Somos pequeños empresarios independientes que hacemos todo ”.

Leave a Reply